como-tener-exito-universidad

Cómo tener éxito en la universidad

Un estudio universitario eficaz requiere saber afrontar demandas de aprendizaje muy complejas, en un contexto en el que faltan espacios diarios de discusión sobre la efectividad y en el que se ve la bondad de la preparación y la gestión del tiempo, el espacio y los contenidos.

Das tus primeros pasos en el mundo de los adultos y empiezas a tener muchas más responsabilidades. Si bien no existen secretos particulares para tener éxito en la universidad, hoy me gustaría darte algunos consejos útiles sobre cómo asistir con éxito.

Al principio, lo ideal sería matricularte en una facultad que te guste, pero aprovecha para aprender algo diferente para ampliar tus horizontes cognitivos.

Por qué es importante titularse

En el mundo empresarial actual, es fundamental tener más de una capacidad para mejorar los conocimientos técnicos y la ventaja competitiva. Hablar más de un idioma y tener una buena experiencia en TI también te permitirá tener una ventaja adicional en el mercado laboral.

Sin embargo, la primera regla al asistir a la universidad es no posponer las cosas. A diferencia de la escuela obligatoria, la universidad tiene cierto grado de libertad, tanto para estudiar como para asistir a clases.

Como apoyo a tus actividades universitarias, un título adicional, como el del curso corredor de propiedades de Braniff Institute, sería de gran ayuda.

Y esto podría hacer que el estudiante se relaje demasiado, posponiendo perpetuamente para mañana lo que podría hacer hoy. Pero si lo haces todo de manera regular y constante, aprobarás cualquier examen.

Tendrás que aprender a ser autónomo, porque no habrá más profesores que te digan qué hacer. Otro secreto para dar lo mejor de ti mismo es animarte a estudiar.

Cuando apruebes un examen o hayas completado un programa de estudios, festeja o hazte un regalo, aunque sea pequeño. Esto solo sirve para encontrar nuevos estímulos para el futuro. También recuerda, la organización en el estudio académico será clave.

La universidad y la vida social

Es posible combinar compromisos sociales y académicos si te organizas una vez a la semana de forma realista con respecto al tiempo que puedes dedicar a cada actividad. Si tienes un carácter más goliardo y te gusta salir todas las noches, no necesitarás encerrarte en casa solo porque tienes que ir a clase al día siguiente.

Asiste a clases con regularidad, toma apuntes y estudia día a día. Por la noche, salir un rato a relajarse siempre es bueno, pero no se exceda en los horarios. ¡Durante el fin de semana puedes darte un capricho como quieras!

Intégrate con otros estudiantes

Otro consejo útil es compararte siempre con otros estudiantes, pero sin dejarte influir por sus opiniones sobre la universidad y los profesores. Todos tienen una experiencia diferente. También habla con los profesores durante el horario de oficina sobre sus ideas y metodologías que no puede comprender.

Pero esto es útil para que el profesor te conozca y te aprecie, esperando que pueda ayudarte a aprobar el examen con una mejor calificación. Luego busca un “mentor”, o alguien que pueda guiarte y brindarte consejos útiles sobre su carrera universitaria.

Estudia a tu manera

Establece siempre buenos hábitos de estudio. No todos aprendemos de la misma manera: algunas personas necesitan televisión o música de fondo, otras necesitan un silencio total. A algunos les gusta estudiar en grupo, mientras que a otros les gusta estudiar solos.

Trata de hacerte las siguientes preguntas. ¿Cuánto tiempo se tarda en aprender un concepto?

¿A qué hora del día estudio mejor? ¿Qué tipo de estudiante soy?

Dependiendo del tipo de aprendizaje, un alumno puede ser:

  • Auditivo: Que aprende escuchando y comprende mejor cuando se le explica una teoría oralmente.
  • Visual: Que aprende mirando gráficos, leyendo o viendo una demostración;
  • Kinestésico: Que aprende tocando y con la acción.

Recuerda que las amistades nacidas en la universidad también son importantes para tu carrera profesional.

Deja una respuesta